Gastronomía

Vamos a la cantina La Imperial

En la época porfirista, a finales del siglo 19, apareció en la Ciudad de México un concepto de cantinas elegantes en las que se podía comer y beber bien, en locales cómodos y con un muy buen servicio.

Un ejemplo aún vivo de esos lugares es el Bar La Ópera que por fortuna sigue abierto en la calle 5 de Mayo, a dos cuadras del Palacio de Bellas Artes, en pleno centro capitalino.

El concepto aún sigue atrayendo a muchos clientes en la capital del país, por lo que muchos restauranteros han abierto buenos lugares recreando los elementos que han sostenido esta tradición.

De don Porfirio al siglo 21

Hoy viejos y jóvenes tienen muy buenas opciones de este tipo, y una de ellas es la Cantina La Imperial, que en sus diez años de existencia ha abierto cinco locales en la Ciudad de México y que acaba de abrir en Guadalajara dentro de Midtown (avenida López Mateos y calle Colomos).

La Imperial ha logrado reproducir bien el concepto en Guadalajara: un amplio salón en varios ambientes, mesas bien puestas, una barra como las de antes, muy buena comida y ese buen servicio que distingue a la vieja escuela.

El menú incluye muy buenas entradas de la cocina tradicional mexicana, platos principales de tierra y mar y buenos postres.

Chamorro, Panuchos de cochinita pibil, Escamoles, Chapulines, Tacos de pulpo y Taco gobernador están entre las muy buenas entradas. Las salsas verde y roja que ponen al centro de la mesa son muy buenas.

El Filete Chemita, las Pacholas y las Albóndigas de res al chipotle están entre los platos fuertes que valen la pena.

Comer y hacer sobremesa

La Imperial es de esos lugares que invitan a quedarse, tanto si se va a una comida o cena de negocios, reunión familiar o de amigos o en pareja.

Su ambiente es tranquilo, amenizado por una buena selección de música mexicana que le pone un agradable fondo a la plática.

Un buen lugar para comer y hacer sobremesa.

¡Muy recomendable!

Cantina La Imperial