Mujeres

Cansada de buscar trabajo Jaramara Mendoza fundó su propia empresa y encontró el éxito

Jaramara Mendoza buscó trabajo una vez egresada de la universidad pública sin conseguirlo. Como les pasa a muchos jóvenes recién egresados encontró una puerta cerrada tras otra.

Acudió a presentar solicitudes y acudió a las ferias del empleo, pero nadie la quiso emplear.

Cansada de buscar trabajo decidió empezar su propio negocio y a vender sus primeras prendas en un tianguis.

Hoy su exitosa marca de ropa y sus tiendas en los mejores centros comerciales de Guadalajara dan testimonio del éxito que alcanzó y de los logros obtenidos, que no hubiera conseguido como empleada.

Además de manejar sus empresas se ha dedicado a dar charlas para motivar a otros a emprender.

Una historia inspiradora!

Como Fabiola Velázquez llevó sus ideas como empleada a crear su propia empresa

Ella tenía un buen empleo pero un día se dió cuenta de que ser empleada limitaba su potencial y su creatividad. Entonces decidió iniciar su propia empresa y poner en práctica sus ideas.

Así Fabiola Velázquez fundó Contacto Pro, con dos computadoras y un colaborador, una empresa que ya ha organizado grandes eventos, como la Cumbre de Líderes de América del Norte en 2009, en la que participaron los presidentes de Estados Unidos, Canadá y México, la recepción del Papa Francisco en Morelia y trabaja para marcas como Tequila Don Julio.

Una interesante historia de una mujer emprendedora, esposa y madre que vale la pena conocer!

Así pasó María Elena Mojica de trabajar en Sun Haven a ser su propietaria

¿Cómo pasó Mariá Elena Mojica de ser empleada de Sun Haven (residencia para adultos mayores) a ser su directora y propietaria?

Aquí nos lo cuenta, en la entrevista que me dio para mi programa “El oficio de emprender”.

Ella es un ejemplo de cómo alguien puede pasar de ser un empleado a ser un emprendedor.

Si crees que puede serle de utilidad a alguien conocer su historia, compártele este video!

En el PRI debemos abrir las puertas para construir una nueva militancia

El PRI para poder ganar de nuevo el respaldo de la gente debe construir una nueva militancia, invitando a ciudadanos que quieran hacer política de la buena, con honestidad y eficiencia, para que refresquen al partido y sean nuestros próximos dirigentes y candidatos.

Porqué las mujeres sí deben tener la mitad de las candidaturas

fullsizeoutput_8276

A partir de la próximas elecciones federal y locales por lo menos la mitad de todas las candidaturas a cargos de elección popular deberán recaer en mujeres. Sean para el nivel que sean: para presidentes municipales y regidores, para diputados locales, para diputados federales y senadores y para gobernadores.

Esta reforma que impulsó el PRI todavía genera dudas y resistencias en una parte de la sociedad y en la propia clase política. Me llama la atención que entre las propias mujeres hay un sector que se resiste a que les “regalen” esas candidaturas.

El tema amerita hacer una serie de consideraciones:

1. La historia nos ha demostrado que cuando no se llevan a cabo acciones afirmativas contundentes como ésta, que obligan al equilibrio a favor de grupos o minorías que han sido históricamente discriminados, éste no se da solo, porque los desequilibrios se reproducen de una generación a otra.

En el ejercicio del poder, no obstante las anteriores reformas que se habían hecho para promover que más mujeres accedieran a los cargos de elección, lo cierto es que se buscó insistentemente regatearles ese derecho, ya sea enviándolas a demarcaciones difíciles de ganar electoralmente, con poca importancia electoral o económica o se buscaban trucos (como las llamadas “juanitas”) donde una vez ganada la elección la propietaria mujer debía pedir licencia para que su suplente hombre accediera al cargo. Por eso el número de mujeres profesionales de la política sigue siendo muy bajo.

En conclusión, a las mujeres no se les está “regalando” nada, lo que se está haciendo es reconocerles un derecho que por siglos les fue regateado, circunstancia que las dejó en condiciones de inequidad para competir por los cargos de elección. Y para poder generar condiciones de equidad, no de capacidad, es necesario generar una masa crítica mínima de mujeres políticas profesionales para que esto se dé.

2. Si bien es cierto que una acción como ésta puede constituir una especie de discriminación ahora para los hombres que buscan estos cargos, lo cierto es que ésta es necesaria temporalmente mientras se logran los equilibrios buscados.

¿Cuánto debe durar? Lo necesario para que exista en el país y en todos los rincones del territorio nacional las condiciones para que cualquier mujer realmente pueda competir en igualdad de circunstancias tanto en los procesos internos de su partido o como independiente y en las elecciones constitucionales.

No podemos ahora los hombres pedir que este periodo sea corto pues debemos reconocer que indebidamente les regateamos los derechos políticos a las mujeres durante siglos. ¡Recordemos que apenas en 1955 las mujeres pudieron votar en México!

3. A partir de este proceso del 2018 se iniciará una verdadera formación masiva de mujeres en la política nacional y local. En los próximos años empezará el surgimiento de un gran número de mujeres que irán agregando sus nombres a las figuras que ya conocemos, y que son todavía pocas.

Pero no se deberán ver ni evaluar estos primeros años con saña ni con exigencias exageradas, porque precisamente su formación político-electoral apenas empieza. Exigirles de más a las que habrán de llegar por primera vez a un cargo de elección por esta reforma que promueve la paridad de género equivaldría a solicitar “jóvenes con experiencia” para un trabajo.

Quienes aprovechen el acceso a los cargos de elección podrán hacer carrera política y crecer en la actividad. Muchas se quedarán en el camino, como pasa con los hombres.

Pero a futuro una gran cantidad de mujeres se habrán profesionalizado, habrán traído aire fresco a la política y le darán su marca propia a las formas de hacer gobiernos.

4. Las mujeres deben llegar ahora a los cargos de elección popular no a hacerse cargo únicamente de los temas que tradicional e indebidamente les hemos asignado: equidad y asistencia social.

No, las mujeres que sean electas deben estar donde se toman las decisiones del desarrollo económico, de seguridad, de la política exterior, del medio ambiente y el uso de los recursos naturales, del petróleo, de la agricultura y la ganadería, es decir en todos los ámbitos de la vida nacional y local.

Sólo así se logrará avanzar en su pleno desarrollo político.

5. ¿Quiénes llegarán? Corresponderá a los partidos políticos y a las propias mujeres enfrentar con responsabilidad esta reforma.

Al igual que debe exigirse en el caso de los hombres, se deberá buscar que sean los mejores perfiles quienes ocupen esa mitad de las candidaturas y que no se desvirtúe ese legítimo derecho.

6. ¿Qué debemos esperar a futuro? En primer lugar tener una sociedad más equitativa y que las mujeres puedan ejercer plenamente sus derechos políticos que por mucho tiempo les fueron regateados.

Que la política mejore con el concurso de mujeres que vengan a refrescarla y a aportar su visión de la vida pública.

Contar con más opciones políticas y con un impulso democrático que los mexicanos necesitamos y necesitaremos en este siglo 21.