Política

La elección que fortaleció el proyecto de AMLO

Aunque a muchos analistas les cueste trabajo entenderlo los grandes ganadores de las elecciones del seis de junio del 2021 son el presidente Andrés Manuel López Obrador y su partido Morena.

Sí, el proyecto de AMLO ganó junto a sus aliados la mayoría en la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión y tiene toda la posibilidad de construir una mayoría calificada mediante la anexión de diputados de otras fuerzas políticas.

Ganar once de las quince gubernaturas que estuvieron en juego este 6 de junio le da al presidente y a su proyecto la fortaleza que no tenía a partir de su elección del 2018. Hoy López Obrador tiene una fuerza superior y la capacidad para hacerla valer.

Sí, si el presidente pudo construir una mayoría calificada en el primer trienio de su mandato, ahora que su fuerza se ha extendido territorialmente a diez estados más será más fácil armar la mayoría que requiera para hacer las reformas que quiera hacer.

Hoy Morena y el presidente son mucho más fuertes de lo que eran en los tres años anteriores y sus opositores, representados por el PAN, el PRI y el PRD son ahora más débiles de lo que eran.

El PRI perdió prácticamente lo que tenía de su fuerza territorial: de las ocho gubernaturas que tenía perdió ocho, y no ganó ninguna, ni solo ni en coalición.

El PAN mantuvo dos de cuatro gubernaturas y ganó unas cuantas curules más de las que tenía.

Y el PRD se quedó en el rango de los partidos menores.

Ni todos juntos, la coalición PAN-PRI-PRD lograron ganar la mayoría absoluta, menos la calificada en la Cámara de Diputados, ni tienen la fuerza para impedir que Morena la construya.

Sí, aunque les cueste aceptarlo a muchos analistas López Obrador, Morena y sus partidos aliados son los grandes ganadores de la jornada del 6 de junio y sus opositores representados por el PAN, el PRI y el PRD son los grandes perdedores en las urnas.

Mayoría en construcción

Hoy más que nunca el presidente y su partido tienen la posibilidad de cooptar diputados de otros partidos para sumar sus votos a su proyecto.

Ante la catástrofe electoral que vivieron el PAN, el PRI y el PRD, la tentación de pasarse al bloque ganador es más atractiva para diputados federales que llegarán a la Cámara por otros partidos.

Sí, la debilidad y la poca expectativa que ofrecen los tres partidos opositores a López Obrador hacen más viable el trasvase de diputados de esos partidos al bloque lopezobradorista. Y como se sabe, a los políticos de ahora ya nos les tiemblan las corvas para brincar de un partido a otro.

Además, los nuevos gobernadores que tendrá Morena le pueden ayudar al presidente a conseguir los diputados de otros partidos que le hagan falta para conseguir las mayorías que necesite.

En conclusión, los ganadores de la elección de diputados federales y de gobernadores de los estados este 6 de junio han sido el presidente López Obrador y su partido Morena, y los grandes perdedores son el PAN, el PRI y el PRD.

Y aunque por ahora no tienen en la mano una mayoría calificada, tienen todas las herramientas para construirla.

La emergencia de MC

Otro ganador de la jornada del seis de junio es el partido Movimiento Ciudadano (MC).

Con su triunfo en la elección de gobernador en Nuevo León y la ratificación de su mayoría en Jalisco se posiciona como la cuarta fuerza política del país y se abre oportunidades para crecer como movimiento nacional.

Además, su fracción parlamentaria puede ser clave como grupo bisagra, para inclinar la balanza hacia uno u otro lado en las votaciones cerradas de la Cámara. Y eso genera poder.

Con dos gobernadores, un grupo parlamentario que si bien no es numeroso sí puede ser clave y un estilo más fresco de hacer política y comunicación MC puede crecer rumbo a las elecciones del 2024 y presentarse como una buena tercera vía ante la polarización Morena vs PAN-PRI-PRD.

Si, ante el desgaste evidente de los partidos tradicionales (PAN, PRI, PRD) y el rechazo que tiene un amplio sector del electorado hacia Morena, la opción MC puede ser muy atractiva para muchos mexicanos en la boleta del 2024.

Y MC tiene en el gobernador de Jalisco Enrique Alfaro al político que puede convertirse en la figura de alcance nacional que aparezca como su candidato a la Presidencia de la República en la próxima elección.

Construyendo el MC para el 2024

La construcción de un partido fuerte requiere la formación y el fortalecimiento de liderazgos intermedios que le den solidez al proyecto.

Hasta hace unos meses MC carecía de esos cuadros políticos por la fuerza predominante de Enrique Alfaro.

Pero con la elección de Samuel García como gobernador de Nuevo León y de Luis Donaldo Colosio como alcalde de Monterrey se inicia la construcción de un emecismo en ese estado y por lo tanto otro polo de poder dentro de MC.

Pero también tienen ahora alcaldes en ciudades importantes fuera de Jalisco y Nuevo León que se convertirán en otros polos de influencia política dentro del partido.

Y en del propio estado de Jalisco la emergencia del fuerte liderazgo de Pablo Lemus, el dos veces alcalde de Zapopan y electo alcalde de Guadalajara, abre otro polo de poder dentro del emecismo en el estado.

También debe considerarse el crecimiento político de Clemente Castañeda, el actual dirigente nacional de MC, quien hoy es una figura nacional dentro y fuera de su partido.

Y sin duda el fundador del partido Dante Delgado debe ser considerado como un factor fuerte de poder dentro de MC.

Este nuevo entorno al interior de Movimiento Ciudadano tiene sus riesgos por los conflictos de poder que puede generar, pero por el momento tiene más fortalezas que debilidades y puede ser la catapulta para el crecimiento del partido en el juego nacional.

Con esta nueva realidad no es descabellado adelantar que este seis de junio empezaron las campañas de Enrique Alfaro por la Presidencia de la República y la de Pablo Lemus por la gubernatura de Jalisco rumbo al 2024.