Política

Alberto Maldonado, perder ganando en Tlaquepaque

Lograr la anulación de la elección de alcalde de Tlaquepaque pudo haber sido un triunfo pírrico para el ex candidato de Morena Alberto Maldonado.

No sólo es la convocatoria para la elección extraordinaria que le cierra la puerta para registrase de nuevo como candidato a presidente municipal, ya que sólo permite que se registren únicamente mujeres como cabezas de planilla, sino que una serie de factores hacen ver muy cuesta arriba un triunfo del morenista.

Así podría aplicársele el viejo refrán que dice “nadie sabe para quién trabaja”.

Equidad de género

Hasta ahora Alberto Maldonado ya perdió dos rounds en su segundo intento de ser alcalde de Tlaquepaque: el primero al expedir el Congreso la convocatoria con candado feminista y el segundo en la primera resolución de la impugnación que presentó a la misma.

Siendo un tema jurídico que cuenta con sólidos argumentos de un lado y otro, las probabilidades de que la resolución final que dicte el tribunal electoral lo favorezca son complejas.

Es por eso por lo que la diputada Erika Pérez ya está lista para entrar al quite si Morena no logra tumbar la convocatoria que hoy en día está vigente.

Con el viento en contra

Pero aún en el supuesto de que el tribunal le diera la razón Maldonado iría a esta segunda elección con el viento en contra. Aquí algunos de sus obstáculos:

Juega de perdedor. Aunque logró que se anulara la elección ordinaria, lo cierto es que el candidato de Morena perdió la elección de Tlaquepaque, así que en una segunda vuelta pelearía como eso, como perdedor, y eso no genera buenas sinergias ni en los respaldos políticos ni económicos.

Estructura. Aunque las organizaciones pueden desgastarse, lo cierto es que hoy Movimiento Ciudadano (MC) cuenta con una estructura política y de simpatizantes más organizada y aceitada que la de Morena en el municipio, y eso cuenta demasiado a la hora de acercar votos a las urnas.

Recursos. Sin duda resulta más atractivo a quienes quieran y puedan financiar una campaña en Tlaquepaque apostar por Citlalli Amaya que por Maldonado. Y el dinero es un factor fundamental para ganar una elección.

Alianzas. De igual manera es más atractivo para otros partidos y políticos ajenos a MC hacer alianzas y sumarse a la candidatura de Citlalli Amaya que a la de Maldonaldo. De nuevo, la emecista juega como ganadora, pero además tiene más que ofrecer a sus aliados, tanto en el gobierno de Tlaquepaque si repite el triunfo, como en otros espacios que gobierna MC en Jalisco.

Por eso la candidata de MC ha logrado alianzas de más peso electoral que el ex candidato de Morena.

El cardenal. Haber acusado al cardenal Juan Sandoval de intromisión en la elección ordinaria también puede jugar en contra de Maldonado. Como se sabe al prelado le gusta jugar abierto y correr riesgos, y su llamado velado a no votar por Morena podría repetirse e intensificarse por otras vías.

En fin, haber logrado la anulación de la elección no le da a Alberto Maldonado un mejor panorama electoral, al contrario, parece que las nuevas circunstancias le ponen un peor escenario que el que enfrentó en la elección de junio.