Jaramara Mendoza buscó trabajo una vez egresada de la universidad pública sin conseguirlo. Como les pasa a muchos jóvenes recién egresados encontró una puerta cerrada tras otra.

Acudió a presentar solicitudes y acudió a las ferias del empleo, pero nadie la quiso emplear.

Cansada de buscar trabajo decidió empezar su propio negocio y a vender sus primeras prendas en un tianguis.

Hoy su exitosa marca de ropa y sus tiendas en los mejores centros comerciales de Guadalajara dan testimonio del éxito que alcanzó y de los logros obtenidos, que no hubiera conseguido como empleada.

Además de manejar sus empresas se ha dedicado a dar charlas para motivar a otros a emprender.

Una historia inspiradora!