Para muchos resulta una sorpresa saber que Leonardo da Vinci fue un apasionado de la cocina y que trabajó mucho tiempo en mejorar los métodos de preparar la comida, en el diseño de utensilios y cubiertos y en el de las cocinas.

Un libro recomendable. Una buena curiosidad bibliográfica.