El PRI para poder ganar de nuevo el respaldo de la gente debe construir una nueva militancia, invitando a ciudadanos que quieran hacer política de la buena, con honestidad y eficiencia, para que refresquen al partido y sean nuestros próximos dirigentes y candidatos.