PAN, PRD y MC, ¿un frente de cascarones?

fullsizeoutput_7c91

La salida de Margarita Zavala del PAN abre un enorme hueco electoral al PAN y al frente que este partido está en proceso de constituir con el PRD y el partido Movimiento Ciudadano (MC).

Zavala aparece por encima de cualquier candidato panista en las encuestas rumbo al 2018 y eso refleja la cantidad de votos que le puede quitar al PAN y al frente.

Pero esa resta importante se suma a las que ya han venido sufriendo el PAN y el PRD por las desastrosas dirigencias de Ricardo Anaya y Alejandra Barrales respectivamente. Ambos han antepuesto sus ambiciones personales a las de sus militancias.

El actual presidente nacional panista ha desplegado una dirigencia en la que la opinión contraria y el disenso no caben. Su intolerancia interna es del tamaño de sus ambiciones y del crecimiento inexplicable que ha tenido su patrimonio personal y familiar. Se ha convertido en el peor enemigo del PAN dentro del PAN.

Bajo el régimen autoritario de Ricardo Anaya el PAN es hoy un partido dividido, con una vida interna no democrática y con una militancia desencantada y de brazos cruzados.

El PRD no canta mal las rancheras con Alejandra Barrales. Hoy el “partido del sol azteca” vive el más grave de sus eclipses: desfondado por Andrés Manuel López Obrador, derrotado en la Ciudad de México, su principal bastión, por MoReNa y con corrientes internas que voltean con recelo al frente PAN-PRD-MC y con interés al movimiento de AMLO o de las vías independientes.

El caso de MC es diferente, pero también es un cascarón.

Aunque Movimiento Ciudadano tiene registro como partido nacional lo cierto es que, salvo en algunas regiones de Jalisco, prácticamente no existe, como lo demuestra su actual intención de voto nacional que ronda los 2.5 % en casi todas las encuestas.

De mantener la actual intención del voto MC podría perder su registro nacional en 2018.

Aún faltan muchos capítulos por escribirse de este intento de frente. Habrá que ver qué actitud toman otros aspirantes a la candidatura presidencial que en las filas del PAN y el PRD ven como sus dirigentes les ponen obstáculo tras obstáculo para imponer a Ricardo Anaya como candidato de esa coalición.

También falta por ver cuál será la actitud que asuman los militantes de calle del PAN y del PRD que siguen sin ver con buenos ojos como Anaya y Barrales tratan de juntar a fuerzas el agua y el aceite.

Las cosas no les están saliendo bien a Ricardo Anaya, Alejandra Barrales y Dante Delgado. Muestra de ello es que de unas semanas para acá se les borró la sonrisa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s